Cómo saber si tu relación está jodida

Señales de alarma

En todas las relaciones, la comunicación es la piedra angular que sostiene el vínculo entre las personas.

Cuando esa comunicación se ve afectada de manera negativa, la relación sufre graves consecuencias.

En este artículo, exploraremos los errores comunes que afectan la comunicación en las relaciones de pareja y cómo podemos mejorar esta área fundamental para fortalecer nuestros lazos afectivos.

No es un secreto.

Las parejas padecemos una grave enfermedad que nos indica que nuestra relación está jodida.

La mayor enfermedad en todas las relaciones no es otra que la FALTA DE COMUNICACIÓN o, igual de dañina y corrosiva, LA MALA COMUNICACIÓN.

Hay varios errores comunes que pueden ocurrir durante la comunicación en una relación de pareja.

Vamos a ver cuántos de ellos se dan en tu relación o, en su caso, en tus antiguas relaciones. Puede que arrojes mucha luz al asunto.

Aquí hay algunos errores de los más comunes:

INTERRUPCIÓN

Uno de los principales obstáculos en la comunicación efectiva es la tendencia a interrumpir constantemente a la pareja.

Esta falta de escucha activa genera frustración y puede hacer que la otra persona se sienta no escuchada ni valorada en la relación.

Ufff, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

A ver.

Cuántas veces no está tu chica/tu chico hablando y ya casi sin escuchar más que un lejano sonido estás pensando en lo que le vas a decir.

Y no solo lo piensas, sino que sin dejarle acabar (porque ya habías desconectado totalmente) sueltas imperiosamente tu opinión al respecto.

Y como tu pareja sea de hablar mucho, ya ni te cuento.

Es de Perogrullo, pero te lo tengo que decir.

Es fatal, faltal.

¿Has leído?

Fatal para tu relación.

Cuando una persona interrumpe a la otra sin permitirle terminar de hablar o expresarse, se genera frustración y lo más suave que sucede es que la otra persona se sienta no escuchada.

Desde ahí, el caldo de cultivo está preparado para que se líe.

Y si no se lía ¡bien! Pero te aseguro que esa frustración se queda ahí dentro, dejando un poso de resentimiento que envenena tu relación.

¡Venga!

Dejemos de interrumpir. Abramos las orejas y el corazón.

CRÍTICA CONSTANTE

La crítica excesiva y constante mina la autoestima de la pareja y socava la confianza mutua.

Parece que es algo irremediable en las relaciones largas ¿verdad?

Es como si nos hubiesen puesto unas gafas especiales y sólo veamos las ocasiones en las que podemos criticarlo o criticarla.

¡¡Qué feo!!

¡¡Qué rabia ver como muchas veces esas gafas se apoderan de nuestra vista y dejamos de verlo todo… porque bueno, bueno, hay mucho también ¿o no?

La crítica continua nos emponzoña el alma a quien la ejercemos y puede ser dañina para la autoestima de la pareja socavando la confianza en la relación.

¿Cómo vas a abrir tu corazón cuando sabes que el otro te va a enjuiciar?

O del otro lado.

¿Quien te va abrir el corazón si en cuanto lo abra tendrás afilado el aguijón para picar?

Es esencial aprender a enfocarnos en lo positivo y construir juntos en lugar de criticar de manera destructiva.

FALTA DE ESCUCHA ACTIVA

Escuchar activamente implica prestar atención genuina y demostrar empatía durante las conversaciones.

Ufff ¡qué cansado parece!

No es que sea cansado es que vivimos vidas que nos agotan. Como para ponerme a empatizar con él/ella.

Pues si, amigo/a. Es importante escuchar y prestar atención cuando la pareja está hablando.

A veces no mantenemos ni la mirada. Nuestra pareja habla mientras nosotros seguimos haciendo cosas.

Otras mantenemos la mirada y hacemos como que escuchamos pero estamos en la cantinela interior de nuestras cosas super importantes.

Mientras os estoy escribiendo empiezo a alucinar, a tomar conciencia de que, con estas cosas, es normal que la relación vaya perdiendo fuego ¿no te parece?

También es importante demostrar que se está escuchando y comprendiendo lo que se está diciendo. Dar feedback a tu pareja sobre lo que estás entendiendo.

Evitemos distracciones y mostremos interés real en lo que nuestra pareja tiene que decir para fortalecer el vínculo emocional.

EVASIÓN DEL PROBLEMA

Postergar o evitar discutir problemas solo acumula resentimiento y tensión en la relación.

¿Cuántas veces tenemos un come come en la cabeza y no somos capaces de ponerlo sobre la mesa?

Se supone que vivimos con alguien de confianza, alguien que es de nuestro equipo, nuestro amigo/a, nuestro/a amante… y no, no somos capaces de exponer tranquilamente  un problema para hablarlo y darle la mejor de las soluciones.

¡Qué miedo nos da la vulnerabilidad!

Cuando evadimos estas situaciones, ten por seguro que la tensión sale por algún lado. Es abono para el resentimiento, para la manipulación, para los chantajes…

Esa energía de malestar, si no la sacas tu abiertamente, saldrá por otros lugares emponzoñándolo todo.

Si en lugar de abordar un problema de frente, intentas evadirlo o negar que existe, mal.

El resultado es una acumulación de frustración y resentimiento.

▷ Aprendamos a abordar los desafíos de manera abierta y constructiva para mantener una comunicación saludable.

FALTA DE EMPATÍA

La falta de empatía es cuando una persona no es capaz de ponerse en el lugar de la otra y eso puede llevar a malentendidos y distanciamiento emocional en la pareja.

Evidentemente no lo hacemos. No empatizamos.

En las relaciones de larga duración creemos que conocemos tanto a nuestra pareja que ya no nos paramos a ponernos sus zapatos.  Además, sin haber empatizado nos lanzamos enseguida a dar consejos.

Lo odiamos que lo hagan con nosotros pero allá vamos a dar nuestra opinión no solicitada.

Estamos tan quemados que sólo hay yo yo yo yo yo desmesurado.

“Si tu estás mal, agárrate a mí. Si tu supieras…”

Esto dificulta la comprensión, resolución de los problemas, hace decaer el deseo por el otro y todo el castillo salta por los aires como un juego de naipes.

Ponerse en su lugar de vez en cuando… ¿lo probamos?

Practicar la empatía y validar las emociones del otro es esencial para una comunicación más cercana y comprensiva.

COMUNICACIÓN PASIVO-AGRESIVA

Utilizar indirectas, sarcasmo o manipulación en la comunicación solo genera conflictos y aleja a las personas.

La comunicación pasiva-agresiva incluye la indirecta o el sarcasmo, el cinismo, la manipulación, el chantaje…

Algunas parejas incluso dejan aparte la parte pasiva e incluyen insultos en su manera de comunicarse.

Revisa eso por favor.

Optemos por expresarnos de manera clara y directa para evitar malentendidos y fortalecer la conexión emocional.

"Quiero volver a esos días donde sólo hacía falta una mirada para hacernos sonreír, donde el tiempo pasaba sin que nos diéramos cuenta y todo lo demás no importaba."

No es difícil

Estos son solo algunos de los errores más comunes en la comunicación de pareja.

Si los lees con tranquilidad verás que solucionar esto no es tan complicado.

Lo único difícil es romper el mal hábito que hemos tomado de comunicarnos como el culo.

Ni imaginas las de terapias de pareja que te ahorraría trabajar sólo en este tema de la comunicación.

En MÁS VIP rompemos con hábitos dañinos para las relaciones de pareja.

Si quieres, la entrada está ciclando el enlace rojo, justo en el renglón de arriba.

¿Lo harás?

Con cariño,

Dara

Comunidad online para parejas

MÁS VIP

Más Vida Intima en Pareja

Artículos que también te pueden interesar

Entiende como el miedo afecta a tu relación

En el complejo entramado de nuestras emociones y relaciones, el miedo emerge como una constante que ...

Lo que aprendí con 50 sombras de Grey

En el mundo literario y cinematográfico, pocas cosas han capturado la imaginación del público como l...

Hay una creencia que pone en jaque a tu relación de pareja

La mentira personal es un tema profundo y complejo que afecta a cada uno de nosotros de manera única...